¡Encuentra a tu médico o especialista!

Salud

Revelan nuevas funciones de los glóbulos rojos

Ingrid Consuelo Silva 15 enero, 2024 1252

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) revelan nuevas funciones de los glóbulos rojos.

Te recomendamos: ¿Cómo saber que tomé mucho café? 12 señalas de exceso

Revelan nuevas funciones de los glóbulos rojos

De todas las células en las que es posible estudiar cómo el acomodo del genoma determina proteínas con ciertas funciones, Andrés Penagos eligió analizar los eritrocitos de pollo (también conocidos como glóbulos rojos), células altamente especializadas encargadas de transportar el oxígeno por el torrente sanguíneo.

“Generalmente se piensa que estas células transportan oxígeno y ya, que sólo para eso sirven, pero con mi trabajo descubrimos que hay nuevas funciones que no conocemos.

A pesar de que los eritrocitos tienen prácticamente la misma función en todos los organismos transportar oxígeno a través de la sangre, hay diferencias importantes entre mamíferos y no mamíferos.

En la mayoría de los mamíferos, las células que dan origen a los glóbulos rojos atraviesan un proceso de “enucleación”:

“Esto significa que en el proceso de división celular, se genera una célula sin núcleo que seguirá con el proceso de maduración para convertirse en eritrocito y, la parte que se queda con el núcleo y muy poco citoplasma (un pirenocito) será absorbida por un macrófago, es decir, desaparece”

Además detalla:

“En el caso particular de los mamíferos, los eritrocitos se deshacen de su ADN; mientras está madurando la célula liberan el ADN y son células que ya no tienen ADN, ya no tienen núcleo”.

Lo anterior tiene varias ventajas: al ser células sin núcleo, los eritrocitos son pequeños y con más flexibilidad que otras que sí lo tienen. Sus características son perfectas para transportar oxígeno porque les permiten viajar por los capilares, los vasos sanguíneos más pequeños del organismo y tener una mayor fluidez en la circulación:

“Además, la ausencia de núcleo permite que haya más espacio y, por ende, más hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno desde los pulmones a los órganos y tejidos”.

Pero pasa algo distinto en los vertebrados no mamíferos como peces, anfibios, reptiles y aves, en los que los eritrocitos mantienen el núcleo a lo largo de su vida y conservan todo el ADN en un estado que aparentemente está inactivo:

“Ellos sí se quedan con el departamento y los muebles, pero parece que nunca lo están usando. Aprovechando ese modelo nos centramos en responder cómo se organiza este genoma que no tiene una función transcripcional, al menos no tan marcada como los otros tipos celulares”.

Así que Penagos eligió los eritrocitos de pollo para estudiar a detalle por qué y para qué mantenían el núcleo a pesar de que estuviera inactivo.

Las nuevas funciones de los eritrocitos…

La pregunta es intrigante: ¿para qué conservar algo que ya no usas?

Analizar cuáles son esos genes o para qué sirven nos da idea de las funciones que no sabíamos que tenían los eritrocitos:

“Una de esas funciones tiene que ver con el sistema inmune. Encontramos que algunos genes permanecen abiertos y son principalmente los involucrados en la reactivación transcripcional, es decir, ayudan a la célula a activar su genoma y, en segunda medida, son genes inmunes que pueden iniciar una respuesta a estímulos. Si el genoma se compacta mucho y se hace chiquito, las proteínas que tienen que entrar y activarlo no podrán hacerlo porque está muy compacto. Pero cuando tiene una disposición un poco más laxa, es más fácil que los factores de transcripción encuentren al gen y lo activen”.

Eso significa que el genoma, a pesar de parecer inactivo, puede activarse para otra función, más allá de transportar oxígeno:

“Encontramos genes con respuesta inmune que siguen estando, en este estado más abierto. Creemos que pueden indicar que el eritrocito puede responder y montar una respuesta inmune ante ciertos estímulos y es algo que estamos interesados en probar”.

En otras palabras, y cerrando la metáfora del principio: el departamento conserva los muebles pero deja la puerta abierta para que entren personas que puedan volver a activarlos y usarlos.

¿Qué son lo eritrocitos?

La Clínica Universidad de Navarra (CUN), define a lo eritrocitos como las células sanguíneas anucleadas o sin núcleo, también denominada glóbulo rojo o hematíe, de color rosado y de forma redondeada u oval, con un diámetro aproximado de 7 µm, cuya misión fundamental es la captación de oxígeno y su transporte a los tejidos:

“Se origina en la médula ósea y atraviesa distintos estadios de maduración, que van desde la célula madre, el proeritroblasto, el eritroblasto basófilo, el policromatófilo y el ortocromático, hasta el reticulocito y el eritrocito”.

La vida media de esta célula es de 110-120 días, al cabo de los cuales es eliminada de la corriente sanguínea y destruida por el sistema reticuloendotelial. Su número oscila entre 4,5 y 5 millones por mm3 en el hombre y entre 4 y 4,5 millones en la mujer.

También te sugerimos: Mucho cansancio puede ser señal de estas enfermedades

Finalmente, las investigaciones continúan y es importante consultar fuentes de información confiable.

Con información de: Universidad Nacional Autónoma de México y Clínica Universidad de Navarra

Fotografía: Universidad Nacional Autónoma de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Some text some message..