¡Encuentra a tu médico o especialista!


Prevención
0

Se sometió a tratamiento para perder grasa abdominal y terminó en silla de ruedas, ¿por qué?

Ingrid Consuelo Silva 3 julio, 2024 392

¿Perder grasa abdominal fácilmente? Recientemente se ha dado a conocer el caso de una mujer de 25 años que quedó en silla de ruedas por un tratamiento para eliminar la grasa abdominal y la celulitis, te contamos los detalles de este procedimiento.

Te recomendamos: ¿Cómo saber que tomé mucho café? 12 señalas de exceso

Se sometió a tratamiento para perder grasa abdominal y terminó en silla de ruedas, ¿por qué?

Su nombre es Ester Maia Corecha da Silva y es una joven originaria de Brasil que decidió someterse a un tratamiento estético para perder grasa abdominal y terminó en una silla de ruedas.

La joven acudió a una residencia en donde la citaron para realizarse un tratamiento para eliminar la grasa abdominal y las celulitis del cuerpo, al perecer, todo iba bien.

Luego de llevar a cabo el procedimiento, la joven contó que luego de unas horas, el dolor y la inflamación en el área de la cadera comenzaron a aumentar, pues los productos que aplicaron se filtraron en la piel.

Después de acudir al hospital, detectaron que desarrolló quistes y tejidos anormales conocidos como nódulos que también se encontraban en el cóccix.

Pasadas unas horas, se reveló que la mujer tuvo que ser trasladada a urgencias debido a que sus glúteos se inflamaron y tenía un fuerte dolor.

Respecto a lo anterior, la joven comentó:

“’Los médicos dijeron que este producto puede migrar. Incluso podría llegar a mis pies”.

Pese a lo anterior, se se detalló que han pasado meses tras el tratamiento y la joven continúa en silla de ruedas, por lo cual ha tenido que pedir el apoyo de su madre para cuidar a su hija con autismo.

Aunque no se ha determinado con exactitud la causa que provocó que la mujer quedara en silla de ruedas por el tratamiento para eliminar la grasa abdominal y la celulitis, se ha insistido en la importancia de no recomendar procedimientos i técnicas que no tienen autorización o validez por los expertos.

En ese sentido, el cirujano plástico Fábio Santiago, originario de Brasil, mencionó que el ácido hialurónico es el único tratamiento actual que es considerado seguro para aumentar el volumen de los glúteos y por desgracia, ese no fue el tratamiento que recibió Ester Maia Corecha da Silva.

grasa abdominal

Grasa abdominal: ¿el ataque al cuerpo femenino?

De acuerdo con un artículo publicado por los especialistas de Mayo Clinic, cintura que crece a veces se considera el precio de envejecer:

“Para las mujeres, esto puede ser especialmente cierto cuando la grasa corporal tiende a desplazarse hacia el abdomen después de la menopausia. Sin embargo, ese aumento de la grasa abdominal hace más que dificultar el cierre de tus pantalones favoritos”.

Respecto a lo anterior, las investigaciones muestran que la grasa abdominal conlleva riesgos serios para la salud y hay formas de reducirla.

¿De qué depende el aumento de la grasa abdominal?

Según información publicada también en Mayo Clinic, el peso y grasa abdominal, dependen de los siguientes cuatro aspectos:

  • Calorías que se consumen por día.
  • Calorías que se gastan por día.
  • Edad.
  • Factores genéticos.

Respecto a los problemas emocionales y físicos que puede causar la percepción de la imagen corporal, relacionados con un abdomen tonificado y delgado, muchas mujeres notan un aumento en la grasa abdominal a medida que envejecen, incluso aunque no aumenten de peso y no puede evitarse como aclaran los expertos:

“Esto se debe probablemente a una disminución del nivel de estrógeno, ya que este parece influir en el lugar donde se distribuye la grasa en el cuerpo”.

Te recomendamos: Mucho cansancio puede ser señal de estas enfermedades

Los genes también pueden contribuir a las probabilidades de que una persona tenga sobrepeso u obesidad. También influye en dónde se almacena la grasa en el cuerpo.

Finalmente, es muy importante no someterte a tratamientos peligrosos para disminuir la grasa abdominal y consultar siempre con un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Some text some message..