¡Encuentra a tu médico o especialista!

Prevención

El ejercicio ya es un medicamento y así debe “tomarse” si tienes obesidad

Ingrid Consuelo Silva 1 febrero, 2024 1572

El ejercicio ya no se ve solamente como un complemento pues, ante la cantidad de enfermedades y decesos relacionados con el sedentarismo o enfermedades que se desarrollan por la inactividad física, se convierte en pieza clave para la prevención y tratamiento de enfermedades, particularmente de enfermedades crónicas como la obesidad.

Te recomendamos: ¿Cómo saber que tomé mucho café? 12 señalas de exceso

El ejercicio ya es un medicamento y así debe “tomarse” si tienes obesidad

Las tasas de obesidad casi se han triplicado desde 1975 y han aumentado casi cinco veces en niños y adolescentes, afectando de igual manera a personas de todas las edades y grupos sociales en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define a la obesidad y el sobrepeso como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud:

“La obesidad es uno de los principales factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y los accidentes cerebrovasculares, así como varios tipos de cáncer.  Además, los niños con sobrepeso tienen un mayor riesgo de tener sobrepeso o ser obesos en la edad adulta”.

Así, los especialistas en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte que participaron en las distintas sesiones del XIX Congreso de la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO), en las que desde distintas perspectivas se analizó el papel del ejercicio físico como estrategia terapéutica, concluyeron que el ejercicio debe ser un complemento o recomendación estándar en el marco de pautas de una vida saludable:

“Las evidencias más recientes constatan la importancia del ejercicio a nivel fisiológico y avalan sus efectos beneficiosos y terapéuticos sobre la salud en general y muy particularmente en el caso de la obesidad y sus comorbilidades, razones importantes para incorporar su prescripción en el abordaje de esta la obesidad como enfermedad”.

Javier Butragueño, Ph. D., coordinador del Grupo de Trabajo de Ejercicio de la Sociedad Española de Obesidad, incidió en la necesidad de “recolocar” tanto el papel del ejercicio como el mensaje que se transmite a la población a este respecto: 

“Hay que superar la típica recomendación de ‘camine usted’ y dar una vuelta a este mensaje, porque cuando trabajas con pacientes con obesidad te das cuenta de que, por ejemplo, la pauta de los 10.000 pasos al día no tiene mucho sentido en aquellos con 140 kg de peso, sedentarios durante mucho tiempo, que no alcanzan los 2.000 pasos diarios y en los que aplicar esta pauta supondría multiplicar por cinco su actividad. Al final, la clínica nos indica claramente qué se está haciendo mal en cuanto a las recomendaciones actuales”.

¿Cómo comenzar a hacer ejercicio?

La recomendación de los especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para aquellas personas que inician con el ejercicio son:

  • Si no acostumbras hacer ejercicio, inicia practicando 10 minutos al día y poco a poco aumenta el tiempo o número de repeticiones del ejercicio, hasta que llegues a un mínimo de 30 minutos diarios
  • Si tienes alguna enfermedad crónica, presión alta o alguna enfermedad del corazón, se recomienda que antes consultes a tu médico para que te sugiera el ejercicio adecuado
  • De preferencia, realiza ejercicio 3 horas después de haber comido
  • Utiliza ropa cómoda y calzado adecuado
  • En caso de sentir fatiga, mareo, dolor o falta de aire, suspende poco a poco el ejercicio y consulta a tu médico
  • Si estás embarazada, pregunta a tu médico sobre el tipo de ejercicio y la intensidad recomendada,

¿Cuál es el mejor ejercicio para bajar el azúcar?

Obesidad en México, problema complejo

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), solo el 42% de los adultos en México come verduras, tenemos una alimentación poco variada con deficiencias nutricionales, no comer adecuadamente es un problema nacional serio; por mencionar un ejemplo, según la encuesta nacional de salud y nutrición 2020 en México, sólo uno de cada tres adolescentes consume verduras y huevo, y sólo uno de cada cinco, leguminosas. 

Por el contrario, poco más de nueve de cada 10 adolescentes consumen bebidas endulzadas.

Te recomendamos: Mucho cansancio puede ser señal de estas enfermedades

Finalmente, si tienes obesidad o sobrepeso, es necesario acudir con un especialista en deporte que prescribirá la rutina y cantidad adecuada de ejercicio que necesitas para cuidar tu salud.

Con información de: Secretaría de Salud, Instituto Mexicano del Seguro Social, Medscape, Instituto Nacional de Salud Pública y Organización Mundial de la Salud

Fotografía: Gobierno de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Some text some message..