¡Encuentra a tu médico o especialista!


Salud
0

¿La homosexualidad es aprendida? Neurociencia responde

Ingrid Consuelo Silva 29 junio, 2024 135

¿Qué es la homosexualidad? y, ¿qué factores la desarrollan? Son dos preguntas frecuentes en medio de la gran controversia que genera la “Marcha del Orgullo” este 2024 y hoy te decimos qué indica la Neurociencia al respecto.

Te recomendamos: ¿Cómo saber que tomé mucho café? 12 señalas de exceso

¿La homosexualidad es aprendida? Neurociencia responde

Hace casi 40 años, la Organización Mundial de la Salud (OMS), retiró la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales. 

Para muchos, el dejar de ser catalogada como una enfermedad mental, representa una consecuencia directa de la eliminación de la homosexualidad del “Manual de Diagnóstico de los trastornos mentales” de la Asociación Americana de Psiquiatría. 

Actualmente, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), asegura que varios países de las Américas, atraviesan un proceso de reforma de la salud, están discutiendo, revisando y formulando políticas y legislación basada en derechos humanos y estableciendo servicios específicos para este grupo, con el fin de avanzar hacia el acceso y la cobertura universal de la salud.

Al respecto, una publicación de la Universidad Veracruzana aclara que si la homosexualidad es una conducta aprendida o no todavía no está claro para la ciencia.

En ese sentido,  Genaro Coria Ávila, especialista en neurociencia comportamental con más de diez años de experiencia en la investigación de las preferencias sexuales, aporta datos al respecto de esta disyuntiva:

“Sabemos que nuestro cerebro se organiza desde antes de nacer, pero si observáramos este órgano en un adulto homosexual no podríamos determinar si nació con esa organización o se reordenó a partir de ciertas experiencias, porque está comprobado que el cerebro va cambiando a lo largo de nuestra existencia”.

Por otro lado, estudios realizados tanto en animales como en humanos que presentan preferencias de tipo homosexual han revelado una organización intermedia del cerebro, es decir, que no se ordenó completamente ni como macho ni como hembra, sino como una “mezcla” de ambos:

“Esto podría suceder porque aunque desde el momento de la fecundación queda determinado el sexo del producto, durante las siete primeras semanas todos los embriones se desarrollan como hembras y sólo después de este tiempo la expresión cromosómica determina si se quedan como tal o se desarrollan como machos”.

Así, si alguno de los factores genéticos gonadales no se completa, entonces el cerebro que requería organizarse para un varón podría quedar al mismo tiempo como el de una mujer.

¿La homosexualidad es aprendida? Neurociencia responde.

La homosexualidad se aprende: ¿mito o realidad?

Una publicación en el portal especializado Psiquiatría.com, define a la homosexualidad como la tracción sexual hacia una persona del mismo sexo y hace más de medio siglo que se habla de las preferencias innatas como un conocimiento científicamente comprobado.

Al respecto, en el laboratorio del Centro de Investigaciones Cerebrales en la Universidad Veracruzana, Genaro Coria ha encontrado a partir de su trabajo de experimentación con modelos animales que dicha predisposición puede variar.

“Bajo una química cerebral alterada con dopamina, hemos logrado que un individuo adulto aprenda a tener una preferencia de tipo homosexual en unas cuantas sesiones, lo cual comprueba que aunque nacemos con un cerebro organizado de cierta manera, sólo permanecerá así si las experiencias lo refuerzan”.

Es decir, que los mecanismos neurales que nos predisponen para elegir a una pareja sexual no obedecen necesariamente a una organización evolutiva, nuestras preferencias no siempre están enfocadas a perpetuar nuestros genes, sino también a satisfacer un deseo inmediato que en etología se conoce como “causas próximas del comportamiento”:

“El caso de las preferencias homosexuales es un buen ejemplo de ello”.

homosexual

Te recomendamos: Mucho cansancio puede ser señal de estas enfermedades

Finalmente, Anna Coates, jefa de la Unidad de Género y Diversidad Cultural de la OPS/OMS, señala lo siguiente:

“Han habido avances, pero debemos hacer más para sortear el obstáculo de la homofobia y brindar una atención equitativa, integral, diferenciada y con calidez a todas las personas, independientemente de su orientación sexual”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Some text some message..