¡Encuentra a tu médico o especialista!

Salud

Meterse en agua fría: ¿una moda que beneficia la salud?

Ingrid Consuelo Silva 29 diciembre, 2023 282

Las inmersiones terapéuticas en agua fría van en aumento y muchos entusiastas médicos y población en general no dejan de compartir los beneficios de meterse en agua fría para la salud física y mental. Hoy te contamos más de este tema.

Te recomendamos: ¿Cómo saber que tomé mucho café? 12 señalas de exceso

Meterse en agua fría: ¿una moda que beneficia la salud?

El cuerpo humano responde a la inmersión en agua con cambios en el bombero del corazón, resistencia vascular periférica y flujo sanguíneo, así como alteraciones en las temperaturas de la piel, central y muscular.

Por otro lado, los cambios en el flujo sanguíneo y en la temperatura pueden tener un efecto sobre la inflamación, función inmunitaria, dolor muscular y percepción de la fatiga:

“En la actualidad existen cuatro tipos de inmersión en agua claramente definida por la comunidad científica: las inmersiones en agua fría (<15ºC), inmersión en agua 4 natural (15ºC a 36ºC), las inmersiones en agua caliente (>36ºC) y la inmersión en contraste caliente y fría de manera alterna”.

Las inmersiones terapéuticas en agua fría aumentaron durante la pandemia y ejemplo de ello es el testimonio del doctor Adam Boggon quien trabajaba en el Royal Free Hospital del norte de Londres, Reino Unido, durante la segunda ola de COVID-19 en la ciudad:

“Efectivamente vivía en el hospital. Me sentí como si estuviera yendo a 100 kilómetros por hora, tratando de acorralar a cientos de estudiantes de medicina y médicos. Nadar en agua fría te saca de ti mismo. Fue una gran liberación para alguien que creció en un lugar rural y tuvo acceso a espacios verdes, a pesar de que el agua está turbia”.

Para el doctor Boggon nadar en aguas heladas es incómodo, pero siente que le produce una sensación de calma que hace que valga la pena zambullirse.

Así, según una publicación en Medscape refiere que un número creciente de estudios sugieren que nadar en agua fría tiene importantes beneficios para la salud física y mental, específicamente para mejorar los síntomas de depresión e incluso aliviar enfermedades inflamatorias. 

La gente se metió más al agua fría durante la pandemia

La práctica aumentó con la pandemia.

Al respecto, el doctor Mark Harper, Ph.D., anestesiólogo consultor de los hospitales de la Sussex University, en Sussex, Reino Unido, y autor del libro Chill: The Cold Water Swim Cure dijo:

“La conexión de las inmersiones en agua fría con la salud sigue siendo especulativa la evidencia circunstancial. Los comentarios de los participantes y los primeros datos de los estudios sobre sus beneficios son ahora muy sólidos”.

Para obtener el efecto hay que superar el choque inicial, de 2 a 3 minutos, dijo el doctor Harper. 

“Una explicación posible podría ser que la exposición controlada al frío es un estresor de bajo grado que, una vez que cesa, hace que el cerebro libere neurotransmisores que mejoran el ánimo. Pero se requieren más investigaciones”.

Por su parte, la doctora Ángeles Cuapio, médica mexicana e investigadora senior del Karolinska Institutet de Estocolmo, Suecia, quien siempre que puede hace un hoyo en un lago congelado aledaño y se sumerge hasta 10 minutos en sus aguas gélidas agregó:

“Quiero entender por qué la gente observa que se enferma menos cuando hace estas inmersiones”.

Varios trabajos sugieren que la inmersión en agua fría puede tener efectos positivos para la recuperación del rendimiento ya que comprobaron en deportistas una mejora en la fuerza muscular 24 horas posterior a un partido competitivo, se lee en una tesis publicada por Universitas Miguel Hernández.

Sin embargo, otros autores observaron que no existen mejoras significativas entre inmersiones en agua:

“Esta controversia puede deberse a la diferente metodología utilizada, es decir, a los minutos en inmersión en agua, la temperatura del agua o a la utilización o no de los suplementos nutricionales o antinflamatorios”.

Te recomendamos: Mucho cansancio puede ser señal de estas enfermedades

Finalmente, las investigaciones continuarán y antes de decidir por cualquier terapia, es necesario que consultes con un especialista.

Con información de: Medscape y Universitas Miguel Hernández

Fotografía: Vitotónica y Cuídate Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Some text some message..